jueves, 3 de julio de 2008

Patrones, obreros y obreros-patrones.

Este Gobierno desconoce estos términos, y os diré por qué.

Patrón, es el que tiene una empresa, arriesga su capital y tiene uno o más subordinados que se comen los marrones.
Obrero, es el que se come los marrones.
Obrero-Patrón, es el que arriesga su capital, no tiene empleados y se come los marrones.

A este último dedico este artículo, ya que son ellos los que mantienen a flote a este país y ningún gobierno es capaz de mimarlos.
Autónomos españoles, ustedes sois la auténtica espina dorsal del país, que cuando está en crisis como ahora debe aguantar las inspecciones, impuestos, robos, subida de materias primas, ... en definitiva, la inoperancia y dejadez de un gobierno que se niega a que exista una clase media y exprime a los de siempre, hasta conseguir que los ricos sean más ricos (me acabo de acordar de Boyer-el exministro-) y la clase media y baja sean toda por igual, baja.