lunes, 29 de septiembre de 2008

¿Quién miente aquí?

Todos recordamos al ministro de propaganda del régimen alemán Joseph Goebbels, cuya máxima era "Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad". Y eso es lo que han llevado a la práctica el ministro de Economía Español y nuestro presidente ZP con referencia a negar la crisis, per solo deben haberla negado 999 veces y no mil, porque nadie les creyó.
Ahora, la consigna es otra, decir que ellos nunca han negado la crisis (Solbes en el parlamento dixit), a ver si diciendolo mil veces creeremos que es cierto que nunca han dicho que estábamos en la Champion league...
Miente, miente que algo queda...y por esa regla de tres,llegamos a Aznar, que si España encabezada por Zp pedía su dimisión y su cabeza por Mentirnos respecto a las amenazas de Irak con sus armas de destrucción masiva. ¿No es lícito pedir la decapitación de Zp por mentirnos sobre una realidad feaciente?¿O es que el rasero para medir al Psoe y al PP son diferentes?...

viernes, 26 de septiembre de 2008

Asesinos y Asesinatos

Es curioso analizar la evolución de la sociedad a través de las tragedias. Hace años, cuando la banda terrorista asesinaba sin piedad a los españoles que se cruzaban en su turbio camino, el pueblo respondía con dolor, ira, miedo,... hoy en día, se le rechaza con lo que más les duele, la indiferencia. Han llegado a crear entre los españoles una pátula de hastío por sus acciones necias, que comprobamos oyendo hablar al hijo del último asesinado e incluso a su mujer o a otras víctimas que podrían haber sido ellas las que se lamentaran de peor suerte, narrar los sucesos y ver que ya no producen miedo, ni pena, ni otra reacción visceral que no sea la del cansancio de estar metidos en un bucle sin otra salida que la de desconectar el sistema.
La sociedad española ha sido la pared de frontón durante muchos años, y los terroristas los pelotaris que han intentado no ganar la partida limpiamente, sino derrumbando la pared, sus balas, las pelotas que son arrojadas una y otra vez contra el muro con el afán de derribarlo, pero, ya no hay público para ver esos partidos, ya nadie disfruta viendo a esos pelotaris afanados en misiones caducas y absurdas. Necesitan un nuevo entrenador que les diga que el muro no va a caer, que hay que adaptarse a las reglas del juego y no hacer trampas y que los puntos se consiguen uno a uno jugando limpio.
Pronto, los psicópatas que no saben ganarse el honor y el respeto en la cancha y lo buscan amedrentando con las balas, se daran cuenta que a nadie les da ya miedo, y caeran en el saco del olvido, pronto, la tierra que supo mantenerse aislada de conquistas sé enterará que la globalización no entiende de fronteras, sangres, colores o ideas y que uno somos todos y todos somos uno. Pronto la sociedad despertará de esa pesadilla que dejó a muchas familias sin dormir para siempre. Pronto muy pronto.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Mes y Medio

Mes y medio después vuelve el Jardín Azul, y vuelve manchado de sangre, terror y miserias.
Un país que miraba al futuro sin complejos, se retrotrae hacia un tercer mundo donde los ricos serán muy ricos y los pobres muy pobres.
Ministras como Alvarez hacen un flaco favor a las mujeres inteligentes del mundo, Aído debería tomar cartas en el asunto y decir que esta señora no es representativa del género femenino, sino más bien representa a una raza chulesca, inculta y clasista, inoperante y ascendida hasta la estratosfera sin saber el porqué...o ¿si se sabe?...
Escudo protector de ZP, que usando su mediocre inteligencia puso a su alrededor a ineptos para que su mediocridad pareciera superlatividad, no siendo así y demostrando día a día que la ingente masa cerebral de todos ellos no suman ni el de una vaca loca.
Y para colofonear tan desmedida actualidad, el presidente de Cantabria chulea a los peneuvistas, naciendo un cruce de descalificaciones inocuas, mientras, los terroristas siguen matando.
Desde este espacio se condena una y mil veces a todos y cada uno de los actos terroristas cometidos en el mundo, y el más sincero pésame a esa familia destrozada por el uso del terror por aquellos que quieren imponer la fuerza sobre la palabra.