lunes, 8 de agosto de 2011

Rios de lava

El volcán estaba inactivo, apagado, iba quedando en el olvido...
Aquella noche algo se movió dentro, muy dentro de aquel alma desecado. Se rodeó de pequeñas piedras preciosas, que sin saberlo volcaban su poder sobre todo aquello que se le acercaba.
Cuando las horas pasaron, acabó pletórico de energía...ya no había marcha atrás, el volcán rugió y desbordó lava por sus laderas...
Ahora ya solo queda canalizarla en ríos para que el magma de nuevo aporte vida.