jueves, 6 de agosto de 2009

La Muerte

El otro día soñé con la muerte de Joaquín Sabina (Músico y compositor español), y eso me hizo reflexionar sobre la muerte, esa extraña compañera de viaje, la meta, el final.
No pude dejar de pensar en esos guerrilleros, esas víctimas gratuitas de unos intereses espurios... me revolvió las tripas.
Morir inútilmente, morir por un capricho mundano, por una necedad, por una idea o por placer ajeno es una putada.
Lo difícil no es morir, es vivir. Vivir sin hacer daño, sin molestar ni que te molesten, sin odiar ni ser odiado. Saber vivir es un arte que muy pocos dominan.
¿Por qué tenemos miedo?...Miedo a estar solos (válido para el que se va y el que se queda), miedo a no poder volver a disfrutar, a sentir, a aprender,...
Aún no encontré palabras de consuelo para quien se queda tras perder a un ser querido, hay otros, que se refugian en ideas de vidas mejores, religiones, esperanzas, resignación,...nada tangible.
Cuando leáis esto, debéis saber que miles de personas han perdido a un ser querido en estos instantes, que los próximos podéis ser vosotros mismos, por eso, aprovecha y descarga la mochila, suelta el odio, las amarguras, las penas, los sufrimientos, miedos y tristezas, carga esa mochila de felicidad, sonríe, disfruta de todos y cada uno de los momentos de la vida, cuando te enfades, te ofusques, te sientas frustrado, dolido o amargado, sonríe.
Acuerdate de que somos efímeros y que la Felicidad no es más que saber aprovechar cada instante para poder recordarlo placenteramente.
Os deseo una larga vida con una mochila siempre repleta de Alegría.