miércoles, 29 de enero de 2014

El General

Aquel llano era perfecto para acampar, el río les protegería la retaguardia, el amanecer aún no terminaba de romper, el bufido del caballo soltó un vapor blanquecino que indicaba que el Otoño daba paso al Invierno, muchos de sus soldados no llegarían a ver las primeras nieves. Una lágrima se congeló en su rostro.