domingo, 25 de mayo de 2014

Hueco

Aunque todas las semanas llovían libros, nunca la librería estuvo al completo.