miércoles, 15 de octubre de 2014

Deja Vu

 ¿Conocéis el término Deja Vu?, esa sensación que se tiene de haber vivido ya el momento. Pues creo que ya se cuál es su explicación, es un fallo del sistema, un error del universo, de quienes manejan los hilos. Y creo que soy una de sus máquinas más estropeadas o que rompen su estructura organizativa.
 Desde pequeño sufro esas alucinaciones, pero hoy ha sido impresionante. Hoy los he visto trabajando a destajo para bloquear mi visión.
 Aún me tiemblan las piernas y las manos, trato de escribir estas líneas para que quede constancia, ya que se que trataran de borrarme la memoria y resetearme.
 El agujero vino de la forma más simple, tras desayunar en una terraza, junto a mi perra y mi mujer, comencé a sentir que algo raro pasaba a mi alrededor; El automatismo de las personas, su insignificante existencia, el sentir como iban a pasar las cosas y al instante ocurrir.
 Estaba asustado, todo cumplimentaba un patrón, todo seguía una pauta establecida que yo sabía de antemano. Le hice varios comentarios a mi mujer, creo que la dejé preocupada en su trabajo. A la vuelta hacia casa, el mundo iba cobrando extraños comportamientos.
 Sombras salidas de la nada me empujaban a olvidar lo ocurrido, se cruzaban personas en mi camino que nunca me habían dirigido la palabra y ahora me hablaban de forma dicharachera para que mi mente volviese al cauce del que se había salido.
Un coche salió de un garaje y casi me atropella, un asalto a un banco, disparos, la policía corriendo y las balas pasando tan cerca que casi las podía oler. Mi cuerpo, andaba como si conmigo no fuera la cosa. Mi mente estaba siendo manipulada para que ocurriesen cosas que el resto de las personas no podían percibir.
 Haciendo un esfuerzo sobrehumano para no perder la concentración, llegué a casa y empecé a escribir esto.
 Sé que nadie me creerá, pero al menos, mañana cuando despierte podré ver en internet este relato y volver a acordarme de que tengo la capacidad de saber cual es nuestro destino.