sábado, 21 de marzo de 2009

Discriminación

Existen dos tipos de discriminación, la positiva y la negativa, ambas nefastas para una sociedad igualitaria. Así, el hombre heterosexual sufre una discriminación al no tener día, existe el día de la mujer, del orgullo Gay,... pero no del hombre heterosexual. Y que no proteste que se lo comen...
Así mismo, observamos, que la mujer maltratada recibe todos los beneplácitos de la sociedad, pero la mujer que abusa de ese beneplácito, es decir, aquella que a sabiendas de su "poder" acusa al hombre de violento, sin ser lo, solo por el hecho de que ha dejado de quererla o quiere vivir solo, no recibe castigo ejemplar.
Otro caso de discriminación, es la que sufren los niños superdotados y sus padres. Observamos, como los disminuidos físicos y psíquicos reciben desde su más tierna infancia el manto protector de la sociedad, no así los C.I. superdotados, que aún siendo niños, aún se les trata despóticamente y los que sobrepasan el inquisidor sistema educativo deben irse fuera de nuestras fronteras a sentirse realizados en sus estudios y profesiones.
Pero claro, mientras nos gobiernen intelectuales del grado de ZP sin un gran currículum académico, o "Malolito" Chaves, que manda a sus hijos a estudiar en colegios privados cuando todos los estudiantes andaluces dependen de su gestión, así nos lucirá el pelo...