viernes, 10 de octubre de 2008

Memoria Histórica

Comentario enviado por Fernando, amigo que me manda su texto para ser publicado y de muy buena gana lo hago.


MEMORIA HISTÓRICA

Los españoles todos (o casi todos), los herederos de los "vencedores" y de los "vencidos", nos habíamos dado un espacio equidistante entre las posiciones que unos y otros habrían defendido en la desgraciada contienda civil. Y nos habíamos comprometido, con la firma de la Constitución, a convivir en paz y libertad, entre hermanos.

Con posterioridad se dictaron leyes, con pleno consenso parlamentario, que permitieron a los "vencidos" recuperar su dignidad. Reconocimientos de titulaciones, carreras, pagos de sueldos con carácter retroactivo a funcionarios...etc. Además, se aprovechó para retirar el nombre de ciertas calles y plazas, así como de ciertas efigies pertenecientes a ilustres del bando "vencedor". Recientemente, hace unos años, se aprobó una Ley que permitía a los que lo solicitaran "desenterrar" a sus muertos y darles las honras fúnebres que en su día no pudieron. Cosa que en justicia les correspondía.

De manera que ahora no acabo de ver claro (o lo contrario, lo veo demasiado claro) que se desentierren asuntos pendientes de la etapa de la guerra, que parece que se sitúan más allá de lo que los supuestos herederos de los "vencedores" podrían digerir. Incluido más retiradas de placas y de otros "carteles" públicos semejantes. Yo soy consciente que a los "vencedores", sus recuerdos y muertos, ya quedaron honrados y bien tratados durante la dictadura. Pero hay que reconocer que, por el hecho de ser herederos de vencedores, no han reclamado nunca la memoria histórica de la época de las dos etapas republicanas, tan hiriente para ellos. Tan sólo un dato, ¿Cuantos religiosos/as fueron asesinados durante esas etapas? Sin contar la quema de iglesias y el asesinato de personas "de orden". Calvo Sotelo al final, como detonante del alzamiento de los llamados golpistas.

Siento en lo hondo de mi corazón que, a pesar de pertenecer a una familia de "vencedores", familia que no por eso dejó de sufrir en sus carnes las humillaciones y horrores de la contienda, tenía ya superada esa horrorosa etapa. Y creo haber estado siempre dispuesto a dar lo que corresponda, si en algo soy heredero-culpable de lo que ocurrió (incluido, dar a los dos hermanos de mi padre, marinos, y enjuiciados y fusilados por los "vencidos"). ¿No estábamos ya reconciliados todos? No, parece que no, porque tanto Carrillo como Llamazares siguen dando la vara. Aquel, según tengo entendido, jactándose de su criminal actuación, y el otro, dando más leña en el Congreso para que la Ley se "endurezca" aún más; rencor mal disimulado es eso, no es en absoluto justicia. Y mira que do Santiago contribuyó y no poco al advenimiento de la democracia y de esa etapa de paz. ¿Se aprecia deseo de venganza y de una suerte de guerra moral por parte de la izquierda (Zapatero, Llamazares...etc.) contra los supuestos herederos de los "vencedores", representados en los políticos y votantes del PP? Tengo para mí que en el Pacto del Tinell se acordó algo que va más allá que el hecho de aislar a un partido democrático, y de derecha, el PP.