jueves, 24 de septiembre de 2009

Trio

Narrador:
Aquel cuerpo experto provocaba en la joven todo tipo de sensaciones, las cálidas manos acariciaban la tersa piel de la juventud, se deslizaban por el cuello y su espalda, tan solo la rozaba con la yema de los dedos dejando que los olores despertaran en ella sensaciones jamás sentidas, sus palabras, susurradas al oído iban derribando todas las barreras que pudieran surgir, se besaron y se fundieron en un solo ser.

Ella:
No era la primera vez que estaba con un hombre, es más, tenía una dilatada experiencia pero siempre con chicos de su edad o algo mayor, este casi le doblaba en edad. Ummm, que manos más suaves, me hace cosquillas, vaya, que cosas más bonitas me dice, ¿Soy una que...?, ¿Que habrá querido decir?, será algo bueno, ummm, que labios más apetitosos, besa bien, ¿ya?, ¿ya terminó?, bueno esperemos el segundo...¡No hay más!...

El:
Vaya cosa bonita, que suerte la mía, que piel mas suave, que tersa, me encanta, debo controlarme, ya estoy excitado, le diré cositas al oído a ver si así se me baja, vaya, la besaré,...uff apenas aguanto más, ¡Dios!, bueno, le daré charla dos o tres horas a ver si me recupero...