viernes, 19 de febrero de 2010

Pensamientos en la sombra

Volver

Ante todo pedir disculpas por la escasez de mis escritos....

Esta mañana desayunaba en un bar, era grande, diáfano, y lleno de humo..., me senté en la mesa más retirada para evitar la inhalación del mortal gas, cuando me detuve a observar de donde procedían los humos emitidos. Cual no fue mi sorpresa al ver que esas chimeneas eran todas del sexo femenino... más aún, pensé; hace sesenta años, un bar así estaba lleno de hombres y todos fumando y hablando con apenas dos o tres mujeres en todo el local, seis décadas más tarde, todo sigue igual solo que ahora son las mujeres las que repiten los patrones de los hombres... y apenas habíamos tres hombres en un local lleno de señoras desayunando y fumando.