sábado, 27 de febrero de 2010

Sueños

Esta noche soñé con tus labios, noté la humedad de tu lengua y el calor de tu boca, sentí la suavidad de tu piel sobre mi piel y sentí por primera vez tus caricias.
No quise despertar por miedo a que no estuvieses, no quise que la vulgaridad del día rompiese la magia de la noche, no quise querer por miedo a perderte.
Esta noche no sé si aparecerás en mi vida, pero lo que ya me distes quedará para siempre guardado en mí.